10 abril 2009

Editorial

El devenir nos ha lanzado contra una temporalidad estrafalaria, subida de tono, una que sólo podríamos denominar como neosurrealista más allá de todas las apuestas que hace la posvanguardia permanentemente. No se trata en este caso de escandalizar, ni siquiera pretendemos el comentario feroz de un espectador hastiado de los medios masivos y, que por ello, ha encontrado refugio en los digitales; nuestra propuesta se dirige al viaje en el sentido baudeleriano de las cosas: una apertura hacia lo nuevo.
José Antonio Parra

1 comentario:

Andesenfrungen dijo...

mmm me gusta!!